DORMICIÓN

Cuánto tiempo puede permanecer latente una semilla?

A las semillas no sólo les gusta viajar, sino también dormir. Un buen número es incapaz de germinar inmediatamente después de haber caído de la planta, así que permanecen durante cierto tiempo "dormidas". Este estado en el que las semillas no germinan se llama dormición y funciona como un reloj que permite a la planta brotar cuando las condiciones son favorables para comenzar el proceso y también para sobrevivir, aunque en ocasiones puede mantener a la planta dormida incluso si las condiciones de germinación son buenas. El período de dormición funciona como enlace entre una generación y la siguiente y puede durar entre unas semanas y 2000 años como ocurre con las plantas de Loto.


Normalmente las plantas empleadas para uso agrícola no sufren la dormición, están listas para germinar, lo único que necesitan es la humedad adecuada para activar el proceso bioquímico y la temperatura suficiente para poner en marcha el mecanismo de la vida.


La dormición puede estar regulada por el medio o por la propia semilla. Si la semilla no tiene las condiciones adecuadas para crecer: oxígeno, luz o temperatura, no germinará. En este caso la dormición se debe a condiciones del medio desfavorables. En otras ocasiones la semilla no germina a causa de algún factor propio inhibidor del crecimiento. Los tres tipos de dormición más habituales son:

  • Física: debida a que la semilla es resistente a la absorción de humedad. Puede ser también debida a la presencia de factores inhibidores en la estructura que recubre la semilla.
  • Fisiológica: causada por la presencia de inhibidores bioquímicos de la germinación
  • Morfológica: son semillas con embriones inmaduros que germinan una vez el embrión ha madurado.

Este mecanismo de supervivencia de la semilla, aparentemente sencillo, puede esconder complicados procesos resultado de la combinación de varios tipos de dormición.

© ENSCONET. European Native Seed Conservation Network